Convenio de voluntariado con la Universidad Abierta Interamericana (UAI)

El nuevo convenio tiene como principal objetivo que los estudiantes de la UAI tengan una experiencia de voluntariado en una Institución de la Sociedad Civil, viendo los lineamientos que se están dando tanto en el mundo como en Argentina, es una muy buena manera de crear conciencia social a los jóvenes de hoy.

08 Septiembre 2016 — El convenio, establecido por el plazo de un año, se firmó entre la Fundación Iberoamericana de Estudios Superiores (FIES) y la Fundación Jóvenes por los Derechos Humanos.

La finalidad del convenio es brindar al voluntario de la Universidad, un ámbito físico-profesional donde puedan desarrollar observaciones y actividades prácticas que promuevan el aprendizaje y, al mismo tiempo, realizar un aporte social mediante intervenciones voluntarias. Si bien estas propuestas promueven la solidaridad con una animosidad altruista, las tareas también conllevarán el aprendizaje con un marco práctico–fáctico para la optimización de la experiencia profesional.

Ambas partes acordaron que la participación del voluntariado será libre y el fundamento de ésta no radicará en una obligación personal o deber jurídico alguno. Asimismo, dicha actividad no será objeto de remuneración alguna y deberá ser realizada con responsabilidad, confidencialidad y regularidad. La Universidad será titular y responsable de las propuestas de intervención del voluntariado, así como de la planificación, coordinación, supervisión y control de calidad del proceso de las actividades voluntarias.

La UAI se comprometió a concertar con la Fundación JDH la duración del voluntariado, fijando de común acuerdo los días y horas en que la misma se llevará a cabo, así como proporcionar a la Fundación una lista con la identificación completa de los voluntarios. Asimismo, la Fundación se compromete a cumplir con la obligación de aportar la infraestructura edilicia necesaria para la actividad voluntaria e indicar a los funcionarios del área que permitan a los voluntarios de la Universidad la observación y el aprendizaje, en la medida en que ello no perturbe el desarrollo de los temas particularmente delicados.

Desde la Fundación Jóvenes por los Derechos Humanos esperamos que cada uno de los voluntarios tengan una experiencia única, agradable y enriquecedora tanto a nivel personal como profesional.